Friday, June 29, 2007

Tetanos


Ya es casi un lugar comun aquello de la ardua simpleza; como la combinatoria con recursos limitados es un ejercicio para los grandes. Puede verse claramente esto en la cocteleria, donde son necesarios ciertos dones para innovar o sorprender en un cocktail de apenas dos partes.

El Rusty Nail, sin embargo, nos demuestra que es posible. En su casi redundancia, tiene grandes posibilidades como portal hacia los placeres del whisky. El que se pueda preparar in situ (lease, en el mismo vaso) es otro gran punto a favor. Y claro, la rara oportunidad de incorporar Drambuie a un trago, ese licor de whisky tan delicioso y amariconado.

Liturgia

Dos partes de escoces a una de Drambuie. Whisky con whisky, que joder. Algunos disidentes proponen una proporcion mas dura de tres a uno. Vaso de Old Fashioned, huelga decir.

Raconte

Conviene descreer del mito segun el cual los barmen escoceces revolvian el whisky con un clavo oxidado, por lineal. Probablemente el nombre se deba al color del trago, aunque la analogia es lunar.

Lo personal es etilico

Superar al maestro quizas sea imposible o ruin, pero enseñarle alguna que otra cosa no deja de ser una satisfaccion. En este caso, un mentor en lo etilico que se sorprendio ante la mencion del Rusty Nail y lo incorporo en su lista de favoritos tras ser introducido a el por su pupilo.

4 comments:

Mr. Sometimes said...

Seeh! el público reclamaba estos posts! Demostrando mi absoluta devoción por tu blog dejé de pedir solo whisky cuando voy a bares y pido tragos. Usualmente los barmans medio pelo de esta ciudad no los conocen* y termino besando a un amigo.



* los conocerían si llevasen fruta, fuesen de colores y tuviesen mucha azucar.

Mr. Sometimes said...

Un amigo que se llama whisky.

Y que como vos anotaste, siempre va a estar.

Barna said...

Un lugar que perdio un buen barman es Sullivan´s, que solia tener al benemerito Miguel armando unos tragos muy interesantes (y haciendo flair, que no es de mi gusto pero toma su destreza).

Y si. El whisky siempre va a estar.

Frestón said...

Esa foto me da unas ganas.